En su noveno cumpleaños, tras soplar las velas delante de su familia, Yves Henri Mathieu Saint Laurent ya lo tenía claro: «Un día, mi nombre estará escrito en letras de fuego en los Campos Elíseos». Yves Saint Laurent entró en el mundo de la moda y la convirtió en arte. Y el arte en moda con altas dosis de destreza y originalidad.

Atormentado durante su infancia por algunos compañeros que parecían no querer enterarse de su homosexualidad, el pequeño Yves se sentía distinto al resto. No solo por su sensibilidad y timidez, también su amor por el teatro que no abandonaría a lo largo de los años o su disfrute con revistas de moda como Vogue de las que tomaba modelos de vestidos para posteriormente reproducir en papel, lo convertían en un joven distinto. Un niño angustiado en silencio que en sus ratos libres llegó a copiar con tinta roja Madame Bovary de Gustave Flaubert ilustrando algunas de sus escenas para evadirse del mundo que le rodeaba y que luchaba contra la insoportable realidad llevando una doble vida que se movía entre la felicidad que inventaba con sus dibujos y la exclusión por parte de sus compañeros: «Me vengaré de vosotros: no seréis nada y yo lo seré todo».

irving penn

Yves Saint Laurent por Irving Penn. 1957

Tras conocer a Michel de Brunhoff, director y redactor jefe de Vogue París en 1953, se instala en París un año más tarde matriculado por su padre en la Chambre syndicale de la Haute Couture y habiendo acabado sus estudios de bachillerato. Allí se aburre excesivamente y solo encuentra euforia y diversión en los concursos de diseño en los que participa obteniendo en varias ocasiones algunos premios.

Michel de Brunhoff, que descubrió el talento de este muchacho cierto tiempo atrás, ya se atrevía afirmar que muchos de los bocetos que él mismo había visto podían ser del mismísimo Christian Dior. Y puso al joven delante de Dior que lo contrató en el mismo momento para que trabajara junto a él.

saint_laurent_Enfilme_4m908

Yves Saint Laurent con el boceto que le valió el tercer premio en un concurso de moda. 1953

Yves Saint-Laurent Sketching On Chalkboard

Yves Saint Laurent en la casa Christian Dior. 1957

Ese mismo año, la famosa Dovima posa frente al objetivo de Richard Avedon con el primer diseño de Yves Saint Laurent para Dior en una de las fotografías más famosas de todos los tiempos: Dovima con elefantes.  Un vestido de color negro y con un gran lazo debajo del pecho que protagonizaría un editorial de moda inolvidable.

Dos años más tarde Christian Dior muere de un ataque al corazón en Italia y la casa de modas queda en manos de un niño de 21 años por petición expresa del modisto francés al que respetó y homenajeó enormemente. «Me enseñó lo esencial. Después llegaron otras influencias que, al haberme enseñado él lo esencial, se fundían con él y en él hallaban el terreno maravilloso que me permitiría afirmarme, fortalecerme, desarrollarme, respirar por fin mi propio universo».

Dovima2

Dovima et les élephants por Richard Avedon. Modelo creado por Yves Saint Laurent para Dior

Su primera colección se presentó en 1958 en París bajo el nombre de Trapèze. Pero el miedo y la inseguridad que desarrolló durante su infancia apenas le dejaban disfrutar el momento y permaneció encerrado las tres horas que duró el desfile escuchando únicamente cada uno de los ensordecedores aplausos que recibían los ciento ochenta vestidos que había creado.

El éxito fue arrollador. Junto con sus maravillosas creaciones llegó, unos días más tarde, la felicitación de Pierre Bergé que se convertiría durante el resto de su vida no solo en su protector y compañero sino además en la mentalidad del negocio y el raciocinio de este gran genio. A partir de ahora solo sería Yves Saint Laurent: los periódicos habían eliminado una parte de su apellido de las numerosas portadas en las que aparecía. Alcanzó el éxito y convenció a todo París. Y más aún. Francia estaba enamorada de él porque además sus ventas aportaban riqueza al país en una situación difícil después de la Segunda Guerra Mundial. Y alababan a este joven que había reinventado la casa Dior en la que pudo demostrar su gran talento.

3ccc75641bacc6518f9e5f2482917870

Yves Saint Laurent y la colección Trapèze en la casa Dior. 1958

yves-saint-laurent-pierre-berge-l-amour-fou

Yves Saint Laurent y Pierre Bergé. 1983

Cada colección que presentaba superaba a la anterior hasta llegar a 1960 donde presenta la última para Dior esta vez inspirada en la moda de la calle y la juventud rebelde. Tras saborear aquellos triunfos tiene que marcharse a la guerra de independencia argelina debido a que estaba en edad de cumplir con el servicio militar. Cuando quiso volver a su trabajo después de pocos días en el ejército ya era tarde: Marc Bohan lo había sustituido dando paso a una de las etapas más glamurosas de Dior amadrinada entre otros por Carolina de Mónaco. Y aunque en principio el contrato era de dos años, no será hasta 1989 que Bohan abandone Dior para dar paso a Ferré.

Ni siquiera la demanda que presentó consiguió su regreso a Dior. Pero con la ayuda de su inseparable Pierre Bergé y la del empresario Mark Robinson, impresionado por el talento de este hombre tan joven, fundó la casa Yves Saint Lauren a la que dotó de un elegante sello creación del grafista Cassandre con un logotipo en el que las letras de su nombre se entrelazaban.

boda-real-monaco-2011-6

Carolina de Mónaco con vestido de Marc Bohan para Dior. 1978

b99b12caf32f5dd3b20ed047ef37dcb8

Iniciales de la casa Yves Saint Laurent por Cassandre. 1961

El tímido aprendiz de Christian Dior se aventuraba solo por primera vez en una colección. En sus comienzos en Yves Saint Laurent arrastró el éxito que había conseguido anteriormente. La de 1962 fue considerada como «la más bonita colección de trajes de chaqueta desde Chanel». Ese mismo año comenzaba a innovar en sus creaciones con el primer trench de noche de satén impermeable negro. Más tarde llegarían las primeras botas mosqueteras, vestidos de encaje, de seda estampada. O el vestido de novia de lana presentado en 1965.

Y el vestido Mondrian, inspirado en un libro sobre éste que le regaló su madre que lo llevó a crear vestidos llenos de colores y abandonar los volantes y bordados. ¡Y el primer esmoquin! Saint Laurent estaba convencido de que un cambio radical estaba llegando de la mano de una mujer nueva mucho más seductora. Llegó el nude look o la primera transparencia. E inauguró la primera boutique de prêt-a-porter. Y puso a Veruschka en medio de un desierto con la primera sahariana de la historia.

7433698566_4b3903f210_z

Vestido de novia Alta Costura otoño-invierno 1965

tumblr_lubd4i4dv51r67gu5o1_500

Portada de Vogue París septiembre 1965. Vestido homenaje a Piet Mondrian. Fotografía David Bailey

yves-1968

Veruschka con sahariana de Yves Saint Laurent. Modelo fuera de colección para Vogue París. 1968

Al mismo tiempo, continuaba diseñando el vestuario de algunas películas como llevaba haciendo unos años. Creó el de Catherine Deneuve, que ofició de madrina en la inauguración de su boutique, para la película Belle de Jour.

La palabra elegante le resultaba sumamente antigua y decidió sustituirla por la sensualidad para dotar a la mujer de poder tras haber sido liberada anteriormente por mademoiselle Chanel. Se inspiró en el vestuario masculino e hizo viajar a sus mujeres con sus vestidos a Marruecos, España, Rusia o China.

Belle-du-jour

Fotograma de Belle de jour de Luis Buñuel. Catherine Deneuve. 1967

Catherine-Deneuve_Belle-de-Jour_PVC-coat-with-Genevi%25C3%25A8ve-Page_bmp

Fotograma de Belle de jour de Luis Buñuel. Catherine Deneuve. 1967

Su colección más escandalosa sin duda fue la de 1971. Pocos días después de la muerte de Gabrielle Chanel presenta en un hotel de París su colección Années quarante que provocó un impresionante alboroto. La gente estaba indignada porque aquella colección le recordaba los días de sufrimiento de la guerra. Hombros cuadrados, vestidos más cortos, maquillaje provocador… ¡un abrigo de zorro verde! Las modelos aparecían con un turbante de terciopelo que se enroscaba en el pelo a lo Carmen Miranda. Todo el mundo odiaba esa colección inspirada por Paloma Picasso y se leían las peores críticas en mucho tiempo. «Nauseabunda», «Un alarde de mal gusto», «La colección más fea de París».

1971-YSL

Colección Alta Costura primavera-verano 1971. Fotografías de Hans Feurer

content_yves1

Colección Alta Costura primavera-verano 1971

54654357

Maria Schiano colección Alta Costura otoño-invierno 1970. Fotografía de Jeanloup Sieff

Pero a Monsieur Saint Laurent no le gustaba explicar sus colecciones. Esa colección consiguió inaugurar una moda que hoy en día conocemos como retro o vintage y supo verlo antes que nadie a pesar de las críticas.

Tenía un gusto desorbitado por lo que hacía y llegó a deshacer un vestido por tan solo tres milímetros. Aun así, escribió que detestaba la moda y que solo creía en el estilo. El dotaba a las mujeres de las prendas necesarias. A todas las mujeres que querían acceder a sus creaciones pero no tenían recursos. Por eso también es el creador del prêt-a-porter. Ellas eran las que tenían que saber utilizar a la perfección esos elementos que Yves Saint Laurent les daba, porque para él la ropa no estaba hecha para ser fotografiada sino para ser llevada.

jeanloup sieff

Yves Saint Laurent para su primera fragancia Pour Homme. Fotografía de Jeanloup Sieff. 1971

2002

Yves Saint Laurent acompañado de todas sus grandes musas. A su lado Laetitia Casta y Catherine Deneuve. Todas vestidas con esmoquin. 2002

Anuncios